La tecnología no siempre es mejor…

Como muchos, me declaro fan de los avances tecnológicos.
Siempre he buscado trabajar de la mano con la tecnología en lo que a mi campo de acción se refiere.

Pero en el caso de la fotografía en especial, ha sido un paso muy duro de dar puesto que a fines del siglo pasado los métodos análogos ya brindaban una excelente calidad tanto en la toma fotográfica como en la impresión.

Fue en 1975 y los siguientes 20 años que surge la era (y la transición) digital en la captura de imágenes fotográficas, y pasamos de comprar rollos en los años 80´s, decidiendo el ASA, si íbamos a tomar fotografías en color o en blanco y negro, el balance de blancos que pensábamos utilizar (si era rollo para luz de tungsteno o luz de día) entre otras; a comprar tarjetas de almacenamiento y decidir todo lo demás en la cámara.
De rollos de 12, 24 o 36 impresiones al almacenamiento de archivos en la tarjeta digital.
Recuerdo regresar de viaje con 30 o 40 rollos fotográficos que tardarían de 10 a 15 días en el proceso de revelado en el laboratorio, para poder ver hasta entonces los resultados…

Creo que fue un gran avance tecnológico en términos prácticos y comerciales ya que dejamos de preocuparnos por el costo de la película fotográfica.

Pero a cambio, la calidad de las primeras fotografías digitales era demasiado pobre.
Y en cuanto a impresión de fotografía de arte, después del método de sublimación de la fotografía análoga, la impresión con inyección de tinta quedaba muy mal parada.

La otra opción era escanear los negativos o diapositivas en un scanner de tambor pero también resultaba demasiado caro.

Afortunadamente después de algunos años la tecnología recuperó el tramo perdido en el salto y empezaron a salir combinaciones de papel (como el algodón y el metálico) combinados con pigmentos naturales y métodos de sublimación que aseguraban la permanencia del color. Obteniendo resultados impresionantemente realistas. Y garantizando la impresión por mas de 200 años. ¡Ahora sí!.

Te invito a conocer mi colección de cuadros fotográficos tipo Fine Art, impresos en papel fotográfico con acabado de acrílico, firmados y numerados.

Visita www.paulcamhi.com